Pon un smoothie en tu vida (o dos, o tres, o cuatro…)

Publicado por

Los smoothies (o batidos) no llegaron a mi vida en cuanto me hice vegana. Mira que yo soy muy espabilada, pero me llevó un tiempo darme cuenta del INVENTAZO que son. Quiero decir, pones muchos ingredientes sanos y ricos en la batidora durante 10 segundos y te sale una deliciosidad máxima; ¿qué más se puede pedir?

Yo descubrí las maravillas de los smoothies gracias a No Meat Athlete y NutritionFacts.org (voy a nombrar estas dos webs muy a menudo en el blog, ya aviso), aunque después he seguido experimentando por mi cuenta y probando millones (pero MILLONES) de combinaciones.

Después de todas estas pruebas, tengo tres que son claramente mis favoritos. Aquí te los dejo, por si necesitas inspiración.

Smoothie de arándanos y mantequilla de almendra, de Minimalist Baker.

He de decir que varío mil las cantidades dependiendo del día, que no suelo echar semillas de chía y que añado un puñado de espinacas —porque siempre añado espinacas— y un poco de proteína vegana. A pesar de las variaciones, la base es la de Minimalist Baker, prometido 😅 No sé cómo describir el maravilloso sabor de este batido; tienes que probarlo. TIENES QUE PROBARLO.

sin-carne-y-a-lo-loco-arandanos-smoothie

Smoothie de naranja, fresas y espinacas.

Este me lo saqué yo de la manga pero es tan básico que no requiere mucha imaginación. Lleva:

  • 1 taza de naranja en trocitos/ zumo de naranja.
  • 1/2 taza de fresas. A veces las sustituyo por piña troceada 🍍
  • 1 puñado de espinacas.
  • 1 plátano.
  • 1/2 o 1 cucharada de semillas de lino (si no tienes, ignora este punto y listo, aunque es una buena manera de incluirlas en tu dieta).
  • Yo a veces incluyo proteína vegana.
  • Si te animas, te recomiendo añadirle un poco de menta; y flipas.

A pesar de ser tan sencillo, yo no me canso de tomarlo y para esos días en los que me apetece un batido más “ácido” y menos dulce — que a veces tengo esos días—, es mi opción favorita. Además, tomar frutos rojos a diario es muy recomendable (tienen un alto poder antioxidante) y añadirlos en tus batidos es muy buena opción para que no se te olviden.

sin-carne-y-a-lo-loco-green-smoothie

Smoothie verde, de Erin Ireland.

Descubrí a Erin Ireland un poco tarde, pero vaya descubrimiento (eternamente agradecida a mi amiga Maco por ello). Si no la sigues en Instagram, estás tardando. Recomendaba mucho este batido así que no me quedó otra que probarlo; porque yo soy muy de probar cosas que recomienda la gente (y la publi) en Instagram. Y de nuevo fue una buena decisión. Nunca pensé que me podría gustar un batido que mezcla leche de almendras (ella usa de avena pero aquí es más difícil encontrarla), espinacas, jengibre y canela, entre otras cosas. Es una pasada. Eso sí, yo me tomé un batido entero un día a las 10 de la mañana y no pude comer nada de nuevo hasta las 5 de la tarde, porque estaba llenísima. Así que lo mismo quieres compartir. Aprovecho para comentar que el jengibre y la canela son antiinflamatorios naturales, una razón más para probar este batido.

Si te animas a incluirlos en tu día a día, aquí van un par de recomendaciones (o cinco 🤔):

1. Una variación, y opción de la que soy muy fan, es ponerlos en un bol y tomarlo con granola. Muy top. O sea, me paso la semana pensando en (este) mi desayuno de los sábados.

sin-carne-y-a-lo-loco-acai-bowl

2. Un batido no es un zumo y es probable que te valga como desayuno o incluso cena si has comido bastante ese día. Con esto quiero decir que si te preparas un batido de los que he propuesto y luego te haces además unas tostadas, lo mismo te tienes que echar una siesta mañanera para digerir tal desayuno. Y esto lo digo con conocimiento de causa porque al principio no tenía yo muy claro lo de las cantidades de alimento que ingieres con los smoothies.

3. Tómalos despacio. Si queremos que nos sacien como deben (teniendo en cuenta la cantidad de ingredientes que llevan), mejor disfrutarlos con calma.

4. Si multiplicas las cantidades por 5, lo divides en 5 envases y los metes en el congelador, tienes el desayuno listo para toda la semana. Asegúrate de ir sacándolos del congelador la noche anterior y dejarlos en el frigorífico y listo 😉

5. Añade un puñado de espinacas a tus smoothies. No va a variar el sabor y a cambio le va a dar más cuerpo y MUCHOS más beneficios (bien de hierro y calcio, entre otras cosas).

Y tú, ¿tienes algún smoothie favo que tengo que probar pero ya?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s